TROTEC

BIFURCACIONES

Arte Contemporáneo con láser

Este es un proyecto que parte de la iniciativa de la artista de la plástica cubana Liudmila López Domínguez y su estudio-taller Babalú Ayé. Teniendo en cuenta que el grabado es la manifestación que por varios años desarrolla la artista, y que precisamente el taller cuenta con una máquina de corte y grabado láser puesta al servicio de disímiles necesidades, desde aquellas de mayor sentido pragmático hasta las de un componente puramente estético, convoca a una serie de artistas a producir piezas que posteriormente serán exhibidas en estos predios.

La prioridad en esta oportunidad recae en la máquina Rayjet de la empresa austriaca Trotec. De las pocas máquinas que existen de este tipo en el país, esta vino a ser la primera en ser propiedad de una figura legal particular, interesada en beneficiar en primer orden las necesidades de las artes visuales.
Cuestión que ha influido en que cada vez más los artistas se inmiscuyan en el mundo del grabado, independientemente de que no hayan incursionado en las técnicas tradicionales, además de que es objetivo del taller potenciar el apego a las nuevas tecnologías y aprovechar aquellas bonanzas que posibilitan para el acto creativo, ya sea en cuestiones de tiempo de producción como en el terreno de la experimentación.

El campo fértil que propicia este grabado láser en interacción con la computación y los software de diseño, convierte este proyecto en un muestrario que sondea disímiles materiales: cristal, madera, acrílico, mármol, cuero, metal, cartulina, cerámica, corcho, delrin, tela, caucho, piel, melanina, papel, plástico y piedra. Sobre la base de esta condicionante de trabajo, los artistas invitados parten de sus códigos visuales y conceptuales para apropiarse de un modus operandi que obliga a ponerse al día con los avances tecnológicos, lo cual constituye un reto, mucho más desde una isla en la que existen ciertos contratiempos con respecto a estos asuntos. Además, este ejercicio curatorial aboga por la incursión de creadores que se desempeñen en manifestaciones disímiles, con el fin de explorar y visibilizar cómo esta maquinaria nutre las diferentes ramas y cómo el artista asume esta experiencia, al margen de que su obra transite dentro de los códigos más tradicionales o los más posmodernos.

LDW_Concurso_2016